Tutoriales, guías y autoformación

Localización de las fuentes de información adecuadas


Si ya tienes clara tu necesidad de información, ahora puedes seleccionar el recurso de información que mejor se ajuste a ella, bases de datos, catálogos de bibliotecas, revistas electrónicas, etc.  Debes tener el cuenta además:

  • La materia que cubre la base de datos, pues la mayoría son temáticas, aunque también las hay multidisciplinares.
  • El idioma que utiliza. La mayoría está en inglés pero recogen artículos publicados en múltiples idiomas.
  • El tipo de documentos que recoge, en su mayoría artículos, pero también otros.
  • Los datos que aportan los registros bibliográficos, si tienen texto completo, resúmenes, etc.